Callos con Tomate

  • Receta de Callos

  • Callos con Chorizo

  • Callos con Bacalao

  • Callos con Patatas

  • Callos con Tomate


  • "Callos con Tomate"

    Receta de Callos con Tomate


    Ya puedes disfrutar de unos ricos callos con tomate hechos por ti, ya que con esta receta que te mostramos aquí vas a poder prepararlos de forma sencilla y sin necesitar demasiado tiempo para ello.

    Ingredientes:

    - Un kilo de callos limpios
    - 200 gramos de pimiento morrón
    - Una manita de cerdo
    - Un trozo de tocino fresco
    - Un par de patatas
    - Un chorizo
    - Una cebolla
    - Un pimiento verde
    - Un tomate
    - Una cabeza de ajo
    - Dos vasos de tomate frito
    - Un par de guindillas
    - Pimentón dulce
    - Sal
    - Pimienta negra molida




    Preparación:

    Lo primero que haremos será limpiar los callos, lo que haremos pasándolos por agua bajo el grifo o dejarlos metidos en un recipiente con agua, para dejarlos bien limpios. Hoy en día lo normal es comprar los callos ya limpios, por lo que nos evitamos tener que lavarlos el día antes y dejarlos metidos en agua y vinagre, proceso que se hacía siempre para conseguir limpiar bien los callos, teniendo en cuenta que son trozos de tripas y demás, por lo que era fundamental dejarlos muy limpios. Ahora en cualquier carnicería te los sirven ya limpios para cocinarlos.

    Puedes emplear callos de cerdo o ternera o del tipo que suelas emplear, la receta es válida para todos ellos. Nosotros solemos emplear de ternera, que nos gustan más, pero eso depende del gusto de cada uno. Lavamos también y ponemos a escurrir después tanto el trozo de tocino, como el chorizo y la manita de cerdo, para dejarlo todo limpio antes de cocinarlo. Y en nuestra olla vamos a colocar el pimiento y el tomate, previamente lavados, la cebolla a la que le quitamos la capa exterior más dura y la cabeza de ajos.

    Añadimos las guindillas, la manita de cerdo y el tocino fresco, cubrimos de agua todos los ingredientes que tenemos en la olla y ponemos a calentar a fuego medio. Una vez que el agua comience a estar bien caliente, tapamos la olla, le ponemos el pitorro de seguridad y desde que empiece a salir el vapor por el mismo vamos a dejar cocinar sobre 30 minutos más o menos. Pasado este tiempo quitamos la válvula de seguridad para que se libere toda la presión del interior de la olla, y después la vamos a abrir para retirar la cebolla, el tomate, el pimiento y los dientes de ajo.


    Al acaba vamos a incorporar a la olla el tomate frito, los callos bien escurridos, el chorizo troceado, las patatas peladas, limpias y cortadas en trozos medianos y una cucharada de pimentón dulce y mantenemos a fuego medio-suave que se cocine todo el tiempo necesario para que los callos queden bien tiernos, tiempo que variará según los callos empleados, la olla y la temperatura, pero al menos hora y media deberán estar cocinándose de esta forma. Lo mejor es dejarlos a fuego más bien lento, pero si tenemos prisa podemos subir la intensidad a fuego medio. Cuando comprobemos que tanto los callos como las patatas están bien hechos, apagamos el fuego y agregamos el pimiento morrón en trozos o tiras no muy grandes y dejamos que se cocine con el calor residual. Servimos siempre en caliente para comer estos ricos callos con tomate con todo su sabor.